Uncategorized

La familia crece

Ha pasado un mes desde que trajimos a nuestras gemelas a casa. Desde entonces, mi esposo y yo hemos dormido en la misma cama al mismo tiempo sólo cuatro veces. Uno de nosotros siempre duerme en la sala de estar donde está la cuna para ver más de cerca lo que hace nuestra hija. De esta manera durante la noche no molestaremos a Anya, nuestra hija mayor que duerme en la misma habitación con uno de nosotros. La filosofía de “dormir cuando duermen” no funciona para mí, especialmente con tres menores de dos años. A pesar de que los gemelos sólo duermen y comen, durante el día tengo que hacer pequeñas tareas para sobrevivir, como lavar biberones, artículos para bebés, lavar ropa sin fin, recoger cosas en general, todo esto además de cuidar de un niño pequeño.

Sin embargo, he logrado crear un buen sistema para que mi esposo y yo podamos dormir un poco. Yo hago los días de semana, y él me deja dormir los fines de semana, y su madre viene a ayudarnos a mitad de semana. Tengo tres noches de sueño sin preocupaciones, lo que no está mal. Un consejo que recibimos de nuestros amigos con gemelos fue: “¡Busquen ayuda!” Como mencioné antes, tengo una suegra increíble que viene a nuestra casa una vez a la semana para dejarme dormir por la noche y cuidarme durante el día. Es mi momento favorito de la semana. Durante unas horas, puedo escapar del caos y el desorden y tomar un respiro.